¿Por qué Perú21 publica noticias de sexo?

w

Aunque parezca absurdo ofrecer una explicación, algunos lectores se han mostrado sorprendidos por las notas de sexo en la web. Otros han optado por los insultos y no pocos han felicitado la calidad de las notas.

Debemos hacer algunas precisiones:

Perú21 fue uno de los primeros medios en publicar una columna de sexo. El 18 de octubre de 2006 exactamente, la periodista Esther Vargas (hoy editora de Audiencias y Web) se encargó de este espacio.

Cada texto, que también se replicaba en la web en formato blog,  generaba gran polémica, comentarios y críticas. Las redes sociales no tenían el impacto de hoy, así que recibíamos cartas y llamadas telefónicas. En esa época, las ilustraciones de Sheila Alvarado eran para muchos demasiado osadas, y otros pensaban que eran tiernamente eróticas. La columna era periodística (cruzaba fuentes médicas diversas y estudios), a veces testimonial y jamás buscó convertirse en un consultorio sexual. Posteriormente, el escritor Hernán Migoya se hizo cargo de la página. De igual manera, no han faltado las críticas.

Desde enero de este año, la sección Vida.21 incluye notas de sexualidad. Publicamos entre una y dos notas a diario. Y en la era de las redes sociales, no han faltado los comentarios negativos, incluso insultos a la periodista que escribe la mayoría de los textos. Palabras como “Sexo anal” o “Sexo oral” son las que más irritación han causado en ciertos lectores, lectores que me temo no van más allá del titular o la foto. 

Cuando decidimos publicar notas de sexo en la web con esta frecuencia nos planteamos un claro objetivo: que cada artículo tenga sustento periodístico. Nada de vender humo como lo hacen otros medios.  Siempre debe buscarse la voz o varias voces especializadas como médicos, psicólogos, psicoterapeutas, urólogos, psiquiatras y sexólogos. Asimismo, hemos pedido al equipo que se consignen estudios con muestras representativas y realizados por organizaciones de prestigio.

Hablar de sexo es necesario para prevenir embarazos no deseados, maltratos psicológicos, abusos sexuales e infecciones de transmisión sexual. Hablar de sexo también es bueno para mejorar la vida sexual de las personas, o comprender prácticas que a menudo no se comentan por prejuicios y miedo. No buscamos alimentar el morbo. Queremos informar. Y eso estamos haciendo.

El sexo es un tema que en internet tiene un gran impacto. Y debemos decir que también nos impulsa el tráfico (son las notas más leídas de la web), pero tenemos el objetivo claro y patrones periodísticos bien establecidos. El problema es que muchos lectores, insistimos, solo se limitan a leer un titular y no profundizan en el texto. Son estos lectores los primeros en indignarse, los que escriben airados correos electrónicos para amedrentarnos, insultarnos o recordarnos que “estamos en pecado”.

Si se tomaran medio minuto en al menos leer una parte del artículo entenderían por qué el contenido que estamos haciendo no nos hace sentir para nada avergonzados. No buscamos vender humo. Estamos haciendo periodismo, y el sexo merece un trato periodístico. Lo hacen medios tan importables como The Guardian, El País o la BBC.

Somos diferente a muchos medios de comunicación en el tratamiento de este tipo de contenido. Los invitamos a corroborarlo.

-Esther Vargas, editora de Audiencias y Web. 

Todos los blogs

GameON

Javier Martínez Garralda

Cómics.21

César Santivañez

Castellano Actual

Castellano Actual

Sexo Sentido

Lorena Flores Agüero

El Otorongo

Los Oto-blogueros

Crónicas Marcianas

Carlos Chávarry